Misterio por el fenómeno paranormal ocurrido en una Comisaría


Peritos de la Dirección Criminalística de la Policía de Misiones, Argentina continúan trabajando para encontrar una explicación al extraño fenómeno ocurrido en la tarde del domingo 11 de Octubre de 2009 en la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, dependiente de la Unidad Regional X, donde se apeló a la presencia de un sacerdote para que bendiga la dependencia policial.

Aunque todavía no fue inaugurada oficialmente, la Comisaría funciona hace poco más de un año en el barrio, cumpliendo una “importante tarea social” teniendo en cuenta que a menudo se reciben denuncias por casos de abusos, violaciones o violencia familiar, así lo indicó la Jefa de la Comisaría, oficial auxiliar, Laura Bogado, quien admitió haber presenciado el extraño episodio y al igual que el personal a su cargo, dijo no hallar explicación ante el fenómeno, caratulado por las propias autoridades policiales como “paranormal” sin precedentes.

Al mismo tiempo, el Jefe de la Unidad Regional X, Comisario Ramón Benítez, quien en la mañana de ayer nuevamente se presentó en la Comisaría de la Mujer, dijo a este medio que continúa la investigación “nos llamó poderosamente la atención lo que ocurrió y hasta el momento no tenemos explicación. Realmente es un hecho misterioso”, dijo y agregó que “estando personal en la Comisaría, algunos elementos se movían de un lado hacia el otro; lo que nos llama poderosamente la atención es que hayan volado platos y utensillos de cocina.

Un ventarrón podría provocar daños, pero no de éstas características”, enfatizó Benítez al tiempo que remarcó que se iniciaron actuaciones a raíz de los daños registrados. “En principio el trabajo pericial está a cargo de Criminalística, con la colaboración del personal de la Unidad Regional X”, apuntó no obstante insistió en que el fenómeno “no tiene explicación, para todos es algo paranormal, incluso al sacerdote también le llamó la atención lo ocurrido”, sostuvo el efectivo. En tanto que la oficial auxiliar Bogado, manifestó que vecinos del barrio Fátima que se hallaban en la dependencia esperando para realizar algunos trámites, fueron testigos del extraño caso.

“Estando acá escuche el estallido de un vaso, el movimiento de colchones, sábanas, frazadas, es imposible pensar que el viento u otra persona habría hecho esto”, dijo la Jefa de Comisaría, quien admitió que una vez que finalizaron las pericias, ya entrada la noche el suceso continuó, impidiendo que un efectivo pudiera conciliar el sueño “los que quedaron acá me manifestaron que cuando intentó dormir no pudo, se le salía la frazada. Se volvía a cubrir con la frazada y nuevamente lo destapaban”, subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin