Chemtrail ¿Leyenda urbana o realidad?


Las chemtrails son un supuesto fenómeno cuyos partidarios defienden que algunas estelas de condensación dejadas por aviones no son tales, sino que en realidad están compuestas por productos químicos. Para los partidarios de esta teoría de conspiración la verdadera naturaleza de las chemtrails sería conocida por sólo unos pocos y su objetivo sería causar daños de algún tipo a la población.

"Chemtrail" es una abreviación del inglés chemical trail, que traducido literalmente significa estela química. La denominación imita a la que se da en este idioma a las estelas de condensación (contrail). No debe confundirse este término con la dispersión de sustancias químicas para fines reconocidos (fumigación, sembrado de nubes, exhibiciones aéreas, etc.).

El vocablo fue utilizado por vez primera por el periodista William Thomas en 1999, aunque la primera descripción del fenómeno data de 1997, por Richard Finke. Algunos partidarios de la conspiración defienden que en realidad las chemtrails comenzaron años antes.

La comunidad científica se muestra escéptica respecto a la existencia de las chemtrails y considera que se trata en realidad de simples estelas de condensación o cirros.

Tiempo de permanencia: El tiempo que permanecen en el aire los chemtrails excede ampliamente el de las estelas de condensación, llegando a persistir durante horas. Para los defensores de esta teoría, las estelas que duran mucho tiempo son necesariamente chemtrails.

Inexistencia del fenómeno antes de los años 90: Se asegura que este fenómeno aéreo ha aparecido a partir de los años 90, mostrando claras diferencias respecto a las estelas de condensación y las nubes normales.

Chemtrails a baja altura: Las estelas de condensación aparecen -salvo cuando el aire es muy frío- a alturas superiores a los 8.000 metros. Los defensores de la existencia de las chemtrails afirman avistar estelas a alturas inferiores, por lo que no se podría tratar de simples contrails.

Existencia de documentos sobre armas experimentales: En el Space Preservation Fact del 2001 aparece un listado de "armas exóticas" que deben ser prohibidas entre las que se encuentran las chemtrails. También existen documentos que demuestran el interés de los militares por controlar el tiempo [1]. Esto es interpretado por lo defensores de la teoría como una prueba de que dichas armas existen.

Oscurecimiento global: Existe interés en estudiar el efecto de las estelas de condensación en el clima y el cambio climático. Debido a que las estelas dificultan la llegada de la luz del Sol se considera que podrían tener efectos mitigadores en el calentamiento terrestre (a este efecto se le llama oscurecimiento global). La existencia de este interés demostraría que las chemtrails forman parte de un programa de modificación del clima.

Patrones en el cielo: Los chemtrails crean en ocasiones patrones en el cielo (líneas paralelas, líneas que se cruzan, etc.). Esto es interpretado como prueba de que se pretende que el chemtrail cubra un gran área.


Aparición de enfermedades: Algunos partidarios de las chemtrails apuntan a la supuesta aparición de nuevas enfermedades tras la aparición de los chemtrails, lo que constituiría una prueba de que forman parte de un programa de genocidio de la población.

Detección de olores tras la aparición de chemtrails: Según sus defensores, se trata de una prueba de la existencia de productos químicos.
Detección de substancias tras la aparición de chemtrails: Según estas informaciones, se ha detectado bario y aluminio en muestras del suelo tras aparecer chemtrails, así como bacterias.

Existencia de anteriores programas de experimentación de los militares sobre la población: Lo cual constituye un antecedente del supuesto plan actual.
Existencia de coloración en las nubes: Las nubes deben ser de color blanco, la existencia de nubes de colores se considera prueba de que están formadas por productos químicos.

Existencia de agujeros en las nubes: En ocasiones se observa que las nubes "se deshacen" tras el paso de un avión, así como material que cae de las nubes.

Extraña naturaleza de los aviones involucrados:
Dando la vuelta. Se considera como prueba de que se pretende "fumigar" reiteradamente una zona.

Activación y desactivación del chemtrail. Se interpreta que no pueden ser estelas de condensación, ya que no resulta creíble que zonas cercanas de la atmósfera presenten condiciones tan dispares.

El chemtrail no sale de los motores del avión. Si se tiene en cuenta que las estelas de condensación salen de los motores de la aeronave, la existencia de estelas que no salgan de ellos constituye una prueba de que no son tales.

El avión no es visible al radar. Para los partidarios de la teoría, esto es una prueba de que forma parte de un plan secreto.

ESTUCHE REGALO Nº 87

3 comentarios:

  1. Vean mis fotos en este sitio
    http://chemtrails.netne.net/

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. La url que nos das está equivocada, por favor corrígela.

    ResponderEliminar

Blog Widget by LinkWithin