Los fantasmas del Reina Sofía, Madrid, España

En la madrileña plaza del Emperador Carlos V (Glorieta de Atocha) se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía, una de las tres grandes pinacotecas de la capital. Ubicado en el antiguo hospital general San Carlos este misterioso lugar ha sido objeto de múltiples fenómenos paranormales.

Nuestra historia arranca a finales del siglo XVIII cuando diversas epidemias asolaban a la población. De tal virulencia fueron estos brotes que causaron la muerte a multitud de los pacientes que allí eran tratados. Es más, al estar desbordadas las autoridades, muchos de los fallecidos eran enterrados en el subsuelo del recinto. Se cuenta que los fantasmas de estas personas vagaban por entre los pasillos del hospital perturbando la estancia de los enfermos.

El hospital siguió funcionando hasta el año 1965 fecha en que la cual cerró sus puerta quedando en desuso durante veinte años. En este periodo de tiempo el inmueble estuvo habitado por una amplísima colonia de gatos hasta que en el año 1982 se solicitó al gobierno que el inmueble fuese declarado de interés histórico-artístico. Este fue el paso previo para que se convirtiese en el Museo que conocemos actualmente.

Fue precisamente durante las obras de acondicionamiento de dicho Museo cuando salieron a la luz los cadáveres de las personas que allí habían sido enterradas. También durante la segunda remodelación se hallaron los cuerpos de tres monjas que habían sido asesinadas allí durante la guerra civil. Pero es a raíz de 1992 con la llegada del Guernica a las instalaciones del Museo cuando realmente se multiplican los fenómenos paranormales.

Voces en determinadas estancias, puertas que se abrían y se cerraban solas sin ninguna explicación, alarmas que se disparaban…testimonios del personal de seguridad del inmueble que aseguraban que allí había un fantasma al que le habían puesto por nombre Ataúlfo.

Todo esto motivó que la directora de la pinacoteca solicitase ayuda a un grupo de investigación de fenómenos paranormales. En el año 1995 técnicos en parapsicología entraron en el inmueble acompañados de una médium la cual afirmó que el fantasma realmente existía y que era el espíritu de un sacerdote que había sido torturado y ejecutado durante la Guerra Civil. Otros estudiosos del tema dicen que el Guernica está maldito y que el fantasma es Picasso que no está de acuerdo en que su obra esté en un hospital convertido en Museo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin