La historia de la Casa Matusita

En el cruce de la avenida Wilson con la avenida España en el Cercado de Lima, se encuentra una casa que ha ganado fama porque denrtro de ella, se presentarían situaciones paranormales. Dicen que en su interior suceden cosas que no tienen explicación.

Todos la conocen como la casa Matusita. La casa se encuentra misteriosamente abandonada desde hace muchos años. La mayoría de transeúntes no se detienen al verla; sin embargo, hay curiosos que se quedan observándola un momento, imaginando lo que pueda acontecer dentro para tratar de comprobar si todo lo que se dice es cierto.

Ventanas tapadas con maderas, un techo lúgubre y sucio y la puerta de ingreso muy bien cerrada, como advertencia de que si alguien ingresa cosas terribles pueden pasar. Junto a la entrada están unos indigentes y vendedores ambulantes que custodian sin querer el ingreso, como si fueran fieles guardianes de los habitantes de la noche.

El primer piso es ocupado por una agencia bancaria. El policía que mantiene el orden y la seguridad de la zona asegura que no es recomendable ir al segundo. “Las escaleras de acceso están rotas y un paso en falso puede causar heridas graves”. Afirma que dentro hay un sin fin de pulgas, cucarachas y ratas. Además, el polvo está impregnado en cada rincón de la casa.

Al costado del banco hay un establecimiento de productos plásticos y otros enseres. Al lado esta el hospedaje turístico “España”. Pilar Galicia, administradora del alojamiento, dice que la fama de la casa le ha traído problemas e inconvenientes. El asunto es que espanta a los turistas aunque atrae a algunos. “Recuerdo una vez que unos piurano no duraron ni dos días aquí. Se fueron asustados la mañana siguiente de haber llegado”, manifiesta. Asevera que los dueños desean vender el inmueble.

El hospedaje funciona desde hace tres años. Pilar explica que el lugar perteneció en parte a la casa Matusita y que los propietarios se la cedieron. “Aquí se remodeló todo y lo acondicionaron para albergar a los huéspedes”.

Son muchas las anécdotas que ella ha tenido con sus huéspedes en relación a la casa Matusita. Cuenta que un turista de apellido Heinz, llegó y le pidió subir al techo a medianoche para observar la enigmática casa para poder ver quién hacía esos ruidos extraños. A una mujer de ascendencia española le encantó el lugar por la cercanía al Centro de Lima. Cuando le comentó a una amiga por teléfono que estaba cerca a Matusita, su amiga le aconsejó que se fuera de inmediato del lugar.

A despecho de ello, la encargada del alojamiento expresa que la casa Matusita es muy tranquila. Al menos, ella no ha escuchado ningún ruido; no obstante, nunca se ha animado a ingresar.

Nadie sabe quién es el verdadero dueño de la casa. Por esta razón, se tejen muchas historias sobre la casa y quienes fueron sus habitantes. Matusita se ha convertido en una leyenda urbana que despierta curiosidad y respeto.Son dos las historias más conocidas de este enigmático inmueble. La primera cuenta que un japonés vivía con su familia allí. Para mantener a su familia, trabajaba todo el día y volvía tarde a su casa. Un día, salió temprano de su trabajo. Cuando llegó a su casa vio a su esposa con otro hombre. Preso de ira, acuchilló a los dos. Llegaron sus hijos y el mismo los asesinó. Al final, el japonés se quitó la vida.

La segunda versión narra que en la casa vivía un señor con sus dos sirvientes. Él era malvado con ellos, porque los maltrataba e insultaba. Los sirvientes, cansados de tantos abusos, decidieron envenenar al patrón. Aprovecharon que llegaron unos invitados a cenar y, en ese momento, les dieron veneno en la comida. Después de servir la cena, cerraron la puerta del comedor. Al ver que ya no se escuchaba ningún ruido, entraron y vieron que todos estaban muertos. Se quedaron observando el trágico panorama y, dominados por la locura, se suicidaron.

Las historias que se cuentan han podido tener una finalidad. Muchos años atrás, al frente de la casa se encontraba la Embajada de Estados Unidos. Se dice que la fama de la casa se propagó para que nadie pudiera espiar la embajada.

En los años sesenta, el animador argentino, Humberto Vílchez Vera, apostó con el conocido animador peruano, Augusto Ferrando, pasar una noche en la casa Matusita. Terminó arrojándose por la ventana y tuvo que recibir tratamiento psiquiátrico. Años después, escribió su libro “Cazador de Fantasmas”, donde cuenta su traumática experiencia. Algunos afirman que en la grabación de su permanencia se muestra sombras que pasan y se oyen voces que no coinciden con las del animador. Extrañamente, nunca se difundieron las imágenes.

Méliton Eusebio, cineasta peruano, tiene la intención de filmar una película sobre la casa Matusita. Se han escrito muchos artículos y filmado cortometrajes sobre lo mismo. “La leyenda de la casa Matusita”, cortometraje documental, fue presentado en octubre del 2004. Se basa en una seria investigación histórica y periodística, dándole un toque paranormal. Otro corto que se presentó mucho antes que el anterior fue “Haset Matusita” o “Casa Matusita”, corto sueco que le dio una inclinación más artística a la historia.

Lo cierto es que no se sabe con exactitud que ocurrió y quiénes habitaron la casa. La leyenda permanecerá como una anécdota en la cultura limeña. Aparecerán más historias que complementarán a las ya existentes. La casa Matusita inspirará siempre miedo y curiosidad a la vez. Se dice que las almas que habitan la casa no descansan en paz. En la actualidad la casa sigue deshabitada y se sigue corriendo el rumor de que es muy peligroso entrar...

La gata de tres colores (Leyenda Tibetana)

Esta leyenda se remonta al siglo XII, en un monasterio en el norte del Tibet, solían estar en permanente desacuerdo, discutían sobre cuestiones teológicas, sin escucharse ni llegar a un acuerdo, lo que creaba desunión y malestar. Fue entonces cuando el monje más viejo pidió que por tres días se ayunara a fin de preservar el espíritu del cuerpo y tranquilizar el estado de disociación que reinaba en el monasterio... Los monjes, realizaron el ayuno y la oración permanente. La mañana siguiente apareció a las puertas el monasterio dentro de un cesto abandonado una madre tricolor con su dos hijitas recién nacidas a las cuales amamantaba. Los monjes consideraron que el hecho podía ser una señal, y dieron cabida en el monasterio a esta pequeña familia. Era tal la abnegación, sumisión y cuidado que procuraba la madre, que por días solo hablaron de las bondades silenciosas de su "tricolor" y olvidaron las diferencias que habían tenido hacia meses. El monje más anciano que había llamado al ayuno y a escuchar el ser interior, a fin de poder dar lugar a escuchar a los otros y así llegar a poner fin a tanto desacuerdo, considero que estas gatitas eran una señal de cual era el camino para así llegar al acuerdo. Llamo nuevamente a sus monjes y les pidió meditar tres días sobre esto. Así fue como el monje más joven y por ello el que menos doctrina sobre si tenia, acudió a el al cabo del tercer día.

Le dijo: "se el secreto de esta pequeña familia" El anciano monje considerando que el joven estaba obnubilado como todos en el monasterio pero su experiencia era tan poca que no podía haber llegado a la respuesta con tal facilidad, simplemente cerro los ojos, extendió ambas manos y pregunto, "Cual? Dime cual, que a todos ha calmado?" El joven respondió seguro pero apasionado por su precoz conocimiento a través de la meditación, el primero que había experimentado: "ella posee los tres colores, el blanco y el negro son el ying y el yang, los opuestos, nuestros opuestos, vuestros opuestos, pero en su manto esta el habano, la tierra, nuestro lugar, significa que aquí podremos concitar todas nuestras diferencias si nos ensamblamos, formando un crisol tan bello como su manto" El anciano lo miró. le tendió su mano y lo invito a compartir su te. El joven lloró... Un silencio tan extenso como la vida, se esparció entre ambos. Faltaban sorbos para terminar la taza, cuando el anciano tocándole su frente pregunto: Te has dado cuenta que son hembras las tres, que significado tendría que no existiera un macho entre ellas? El joven ya no sabia si contestar o no. Se arrodillo y dijo: "Usted y yo, tenemos algo en común, aunque las distancia del saber nos separen, ninguno de nosotros tiene el don de la vida, ninguno de nuestros monjes lo tiene, una mujer si, por ello son hembras, traen el mensaje de lo nuevo, de la mutación, del cambio. Nosotros somos permanencia" Esta vez, las lágrimas corrieron por la cara del maestro.... Se retiro en silencio y dejo al joven extasiado en su magnifica visión. En la mañana siguiente, dejo el monasterio en manos del joven, con la misión de preservar a la pequeña familia, partiendo hacia las montañas.


De nuevo Verónica

Soy un aficionado de las leyendas urbanas, quien navegando por Internet hace tiempo conoció esta historia, la de verónica.una noche en casa de unos amigos, comencé a relatarles algunas historias que había encontrado por Internet, incluida la de verónica.una chica allí presente, riéndose del asunto, fue hasta el baño, apagó las luces, cerró la puerta y la escuchamos decir fuertemente nueve veces verónica.nada ocurrió, nos reímos del asunto y luego de unas horas cada uno volvió a su casa.aproximadamente al mes de esta reunión, esta chica comenzó a sentirse muy mal. fue al medico y le detectaron un cancer fulminante. una de las metástasis se produjo en el cerebro haciéndole tener un tumor grande como una pelota de tenis.en la agonia de la enfermedad comenzó a delirar (medicamente se llama delirium) y entre las muchas incoherencias que decia, como no saber su nombre o donde estaba, mantenía conversaciones con una tal verónica.Murió al poco tiempo de que le detectaran la enfermedad, aun hoy se me hiela la sangre de pensar en este episodio de mi vida ya que no puedo saber si fue casualidad o no.

Duende robaniños

Circula una vieja leyenda entre los barrios mas pobres de Bolivia que dice que los niños recién nacidos o sin bautizar corren el peligro de desaparecer en plena noche y aparecer mas tarde vivos o muertos, lo raro de estos chiquitos es que aparecen con el pelito lleno de trencitas.

Los que han sobrevivido dicen que un hombre muy pequeñito, con un gran sombrero que tapa su cara, les invita a jugar y a comer ricas frutas.

Siempre en los casos de niños que aparecen si vida, estos están rodeados de juguetes y frutas con las que son invitados.


La novia

Toda mujer sueña con el día de su boda y mil fantasías pero que pasa cuando algo sale mal, de eso trata mi historia de eso y la tristeza que eso produce. Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida. Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los preparativos para que la esperada ceremonia fuese la más hermosa e inolvidable del pueblo y valla que lo sería. Clara pertenecía a una familia adinerada ya que su padre era un empresario en el sector del textil, concretamente era experto en telas finas y de alta calidad. Su madre era la dueña del único almacén de maniquís del pueblo donde vendía las telas y prendas de vestir que le abastecía su querido esposo, allí tenía desde un calcetín hasta vestidos de novia.

Clara escogió el vestido mas hermoso del almacén y todo estaba preparado para el gran acontecimiento del que ella fantaseaba y esperaba desde hacía mucho tiempo. Todo el pueblo fue invitado y Clara estaba tan nerviosa, llegó puntual al altar, pero se dio cuenta que su futuro esposo no había llegado. Pasaban los minutos y no había señas de él, hasta que una mujer apareció en la puerta de la iglesia y le dijo que su novio había huido con su hermana la noche anterior, Clara al oír esto comenzó a llorar su pena, desde ese día sólo lloraba, ni siquiera se había quitado el vestido de novia, su madre le decía que se quitase ese vestido y que viviera su vida, que era hora de superarlo.

Para ella su vida ya no tenia sentido. Pasaron unas semanas y Clara murió de trizteza.

Su madre guardo su vestido de novia en el almacén.Dice la gente que por las noches un maniquí vestido de novia recorre el almacén entre sollozos.

EL carretón fantasma

En la soleada cuidad de Puerto Cabello(Venezuela), los ancianos cuentan, a veces, una leyenda fantasmal, con la cual muchos todavía amenazan a los niños desobedientes. Se trata del carretón fantasma una aparición que en la época colonial , durante las noches mas oscuras, recorría las principales calles de la ciudad y luego se alejaba hacia el fortín.el carretón fantasma era una especie de carreta grande o carruaje en llamas, tirado por cuatro briosos caballos que relinchan y corcovean de forma aterradora.

Se decía que el cochero de aquel carretón era el mismo lucifer, y los pasajeros, las almas condenadas al fuego eterno. El carretón era el vehículo del infierno donde el diablo se llevaba a los que vivían en el pecado y la maldad.También se creía que la visión de ese carruaje anunciaba muertes y catástrofes. Por eso al anochecer, las personas se iban temprano a sus casas y si escuchaban rechinar la ruedas o los relinchos de los caballos cerraban bien las puertas y ventanas para aquel fuego fantasmal no los afectara.para librarse del carretón fantasma y alejarlo es necesario persignarse y rezar un credo.

El niño del arroyo

Hace mucho tiempo, no se la fecha exacta, ni si es verdad, en el municipio de Calera (Mexico)., cuentan que una señora perdió a su esposo en un accidente, quedo sola con su único hijo, que era un bebe. Esta señora se empezó a volver loca porque no podía sacar adelante sola a su niño, y llegó un momento en el que prácticamente estaba loca de remate, ese día tiró al niño en el arroyo que pasa por el centro del municipio, donde no había nadie.

 El niño murió de hambre y frío.Después de varios días unos señores encontraron el cuerpo del bebe y lo enterraron, pero el llanto de ese niño sigue en el arrollo, incluso se dice que se aparece por las noches flotando en el agua.El rumor seguía corriendo y un señor que venia en una bicicleta de trabajar, escuchó un llanto de un niño en un árbol de ese arroyo, se acercó al árbol y vio a un bebe que estaba abandonado, lo levantó y lo destapó para verlo, y al destaparlo era un bebé muy hermoso y el señor dijo, que niño tan bonito, y al terminar el bebé le contestó con vos de ultratumba: - no, ya hasta tengo colmillitos.El señor se asusto tanto que tiró al niño y se subió a la bicicleta gritando atemorizado ya que creía que había visto al mismo diablo, al cabo de unos días este señor murió en extrañas circunstancias.Las personas que viven por ese arrollo aun siguen escuchando el llanto, y les creo, porque yo lo he oído, muchos tienen miedo de pasar por el lugar y encontrarse al niño abandonado, presagio de su muerte.

Círculos Ingleses


La fecha del 15 de Agosto del año 2002 en Crabwood Farm House, NR Winchester, Hampshire, Inglaterra, se puede considerar histórica para toda la humanidad, pues de demostrarse la autenticidad de esta figura que apareció el 15 de agosto del año 2002, sobre los campos de trigo de la comunidad de Winchester, Hampshire, en Inglaterra. Considerando ésta la más impresionante hasta ahora de todas las aparecidas hasta el momento, esto por la complejidad de la misma figura, y aún más que eso, el círculo que parece mantener el ser en su mano, algo que seguramente es un mensaje cifrado en algún tipo de código, que pudiera ser código binario ó código morse, que ya se ha empezado a tratar de descifrar.


Recordemos que hace precisamente 1 año, apareció en los mismos campos de trigo, concretamente en Chilbonton, Inglaterra, la supuesta respuesta extraterrestre, que revelaba un ADN alienígena, en respuesta a la información sobre la humanidad que se envió al espacio a principios de los 70, por parte de los astrónomos Carl Sagan y Frank Drake, a bordo de las sondas Viking, aparte de la figura que mostraba un rostro, dónde podemos pensar, que todo esto, aparte de tener una relación y una secuencia entre sí, son mensajes que están ligados entre sí, la cuestión es llevar esta investigación hasta sus últimas consecuencias, en pro de la verdad.


Los hombres de negro


Los llamados hombres de negro o men in black, comienzan a dar constancia de su "existencia" a finales de los años cincuenta, para intentar silenciar o despistar a los que querían hacer pública su experiencia con los ovnis, siendo repetidamente molestados con misteriosas llamadas telefónicas, entrevistas directas y hasta amenazas, llegando incluso a ocurrir accidentes y muertes en circunstancias misteriosas.

Estos personajes suelen vestir con impecables trajes negros de corte clásico, corbata negra, zapatos negros de gruesas suelas de crèpe y camisa blanca, aunque también se han dado casos de ir vestidos con uniformes militares de alta graduación. presentan credenciales falsas, se mueven solos o en grupos de tres y usan para desplazarse un antiguo e impecable cadillac negro.

Los hombres de negro tendrían como función confundir o amedrentar a investigadores y testigos de ovnis y visitantes extraterrestres, además de confiscar supuestas evidencias de presencia alienígena, con el propósito de preservar del conocimiento público las visitas de extraterrestres a nuestro planeta.

Los hombres de negros forman parte de la conspiración del ocultamiento extraterrestre que es la teoría conspirativa que cree e intenta de explicar que la evidencia de la realidad de los ovnis y su relación con los extraterrestres se estaría suprimiendo, reteniendo o desacreditando. siendo el objetivo de esta supuesta compiración, que la humanidad no se entere de su existencia.

Tales creencias llamadas "teorías" incorporan a menudo la idea que los gobiernos estarían en comunicación o cooperación con extraterrestres.

Muchas teorías de la conspiración del ocultamiento extraterrestre son absolutamente detalladas y muy elaboradas. pero los críticos indican que también típicamente presentan escasamente (o careciendo completamente) una evidencia corroborativa; indicando que muchos de sus creyentes presentan incluso un fantasía paranoica.

Las varias ideas presentes en la llamada teoría de la conspiracíón del ocultamiento extraterrestre, han prosperado en el internet y en los programas y las películas de ciencia ficción (los x-files, stargate, hombres de negro, etc), además de un gran número de novelas; los cuales han ofrecido y alimentado los elementos de estas teorías de la conspiración.


El caso del dr. Herbert Hopkins

Fue en la localidad de maine (ee.uu.) el mes de septiembre de 1976, cuando el doctor Herbert Hopkins de 58 años de edad, sometió a una regresión hipnótica a los implicados en una abducción ovni, grabando magnetofónicamente sus testimonios y conservando unas monedas como prueba de los hechos.

Una noche en la que se encontraba solo en casa, recibe la llamada de un hombre que se identifica como el vicepresidente de la organización de investigaciones ovni de nueva jersey, solicitando una entrevista con él para discutir sobre el caso que lleva entre manos. el doctor hopkins acepta tratar del tema.

La primera sorpresa surge cuando, al ir a encender la luz de la puerta de la casa para que la "visita" la encuentre más fácilmente desde el parking, ésta se encuentra ya subiendo los escalones de la misma.

Más tarde comentaría el dr. hopkins que: "no vi ningún coche, pero aunque el "visitante" lo hubiera tenido, era imposible que llegara a mi casa con tanta rapidez desde el teléfono más cercano".

Según el dr. hopkins, el hombre "vestía con un traje completamente negro, perfectamente planchado, con la raya del pantalón también perfecta, con sombrero y zapatos también negros, pero la camisa era de un blanco inmaculado. por su aspecto creía que era el empleado de una funeraria.al quitarse el sombrero vi que era completamente calvo y que no tenía ni cejas ni pestañas. su palidez era cadavérica, y durante la conversación, se frotó los labios que eran de color rojo brillante con los guantes, llevándose con ellos el color, igual que si los llevase pintados".

Después de esto, y sin saber porqué, el dr. hopkins continúa narrando la experiencia de sus pacientes y al acabar, el "visitante" le pide que le deje una de las monedas relacionadas con el caso. Éste la coge entre sus dedos y le dice al doctor que mire atentamente a la moneda y no a él.poco a poco, la moneda se va haciendo cada vez más borrosa hasta desaparecer por completo. en ese momento el "visitante" le dice: "ni usted ni nadie más en este planeta volverá a ver la moneda otra vez", recomendándole a su vez que borre las cintas y abandone la investigación.

Tras charlar un rato más sobre temas ufológicos, el dr. Hopkins advirte que el visitante habla cada vez más despacio, hasta que advierte: "...mi energía se acaba, debo irme", se levantó y se fué vacilante hacia la puerta, bajando los peldaños de uno en uno y de manera poco segura.

Al poco el dr. Hopkins ve por la ventana un destello luminoso, una luz blanco-azulada totalmente distinta a la de los faros de un coche y aunque ni lo vió ni lo oyó, en aquel momento supuso que se trataba del coche del extraño, que se alejaba.

Más tarde, cuando regresaron su mujer y su hijo, fueron a examinar el camino, encontrando señales en el medio de la calzada y que no podían pertenecer a un coche. al día siguiente, las marcas ya no estaban.

Alarmado por el incidente, el doctor intenta localizar la "organización de investigaciones ovni" de nueva jersey a la que el "visitante" decía pertenecer, llegando al resultado de que tal institución no existía.más tarde y tras un extraño incidente sufrido por su hijo y su nuera, el dr. hopkins decidió borrar las cintas y abandonar la investigación.

Lo cierto es que si estos hombres de negro existen, su procedencia y propósito no están muy claros.para muchos pertenecen a una organización secreta, para otros son agentes del gobierno, otros creen que son miembros de una antigua raza terrestre que vive en remotas regiones de la tierra y para otros son agentes extraterrestres cuyo cometido es la de mantener oculto el fenómeno ovni.

En enero de 1953, hubo una reunión secreta en washington a la que acudieron importantes científicos y dirigentes de la C.I.A. crearon un comité que discutió las constantes intromisiones en el espacio aéreo de los EE.UU. por parte de objetos no identificados y que ponían en alerta a sus fuerzas aéreas.se barajaron los riesgos de tomarlas como ataques de la antigua urss, o como un incidente ovni, considerando el impacto psicológico que produciría en la población el falso o cierto rumor de una invasión extraterrestre.

La decisión final fué investigar el tema en secreto mientras que se desacreditaban a los testigos o investigadores del suceso, se silenciaba a cualquiera que pudiera hablar y se elaboraba una campaña de desinformación.la campaña dio el resultado esperado por ellos; de modo que el público dejó de tomar en serio a los ufólogos y a los testigos de los avistamientos de objetos volantes no identificados, además se introdujeron agentes de la cia en cargos directivos de importantes organizaciones ufológicas para derivar las investigaciones a caminos equivocados y mantenerlos bajo control.

Debido a lo anteriormente expuesto, se pensó que los hombres de negro eran agentes del gobierno, pues muchas veces decían pertenecer a la C.I.A. o a las fuerzas armadas de los estados unidos, exhibiendo las correspondientes tarjetas de identificación.

Lo cierto es que la gran frecuencia de las apariciones de estos hombres de negro alarmó a los altos cargos del pentágono y el coronel george p. freeman, portavoz del pentágono, reconoció en febrero de 1967 que: "...hombres misteriosos con uniformes de las fuerzas aéreas o luciendo credenciales de agencias gubernamentales, han venido silenciando a testigos de supuestos ovnis".

También reconoció haber investigado numerosos casos sin poder identificar o atrapar a los autores, ya que estaban cometiendo un delito federal al asumir cargos que no poseían..., el asunto parecía preocuparles tanto como a los demás.sin embargo, lo extraño de su aspecto y modo de actuar hace pensar que puedan ser realmente parte del fenómeno extraterrestre.las personas que han recibido sus visitas siempre se han mostrado extrañamente relajadas ante su presencia a pesar de su forma de actuar, sólo recuerdan el aspecto general del "visitante" sin poder entrar en muchos más detalles.la manera de presionar a sus víctimas nunca es directa, se les convence de que lo que vieron eran otra cosa, que estaban ebrios o que quizás no le convendría hacerlo público por no hacer el ridículo.

Resumiendo, la historia de los hombres de negro está tan llena de misterio e incongruencias como el resto de los temas relacionados con los extraterrestres y los ovnis.

El Yeti


El Yeti o abominable hombre de las nieves es un ser legendario de la mitología de Tibet y Nepal. Es considerado un críptido en la Criptozoología e interpretado como un simio gigante emparentado con el Pie Grande norteamericano. Ante la ausencia total de pruebas, sólo se cuentan con relatos que lo describen como un simio gigante bípedo que se cree está localizado en las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya.

Abominable hombre de las nieves es un nombre muy poco apropiado para el yeti : no es abominable, sino más bien tímido; habita en los espesos bosques de rododendros del Himalaya, y sólo ocasionalmente atraviesa las laderas y los valles nevados (parece ser que para alimentarse de un musgo salino que crece en las rocas de las morrenas glaciares); y probablemente no sea un hombre.

De las observaciones directas se deduce que es un animal omnívoro: se le ha visto devorar pequeños mamíferos, líquenes, frutas y bayas, e incluso chocolate y galletas robados a los alpinistas. El análisis de los excrementos que se han encontrado junto a los rastros confirma estas observaciones: contienen materia vegetal, huesos de pequeños mamíferos y aves, y restos de grandes insectos. Además, se han descubierto en esos excrementos tres nuevas especies de parásitos intestinales, lo que sugiere que su huésped es una especie desconocida.

Los diferentes testimonios sobre su existencia hablan de un ser huidizo de más de dos metros de altura, completamente cubierto de pelo y que tiene la capacidad de silbar.
Se han publicado noticias de supuestos ataques a tibetanos e incluso existen moldes en escayola de sus enormes pies; así mismo se han encontrado restos de su pelaje que posteriormente han demostrado ser de mamíferos herbívoros.

Quienes avalan su existencia lo consideran un pariente lejano del orangután y descendiente del Ramapithecus que habitó en esta cordillera hace millones de años; y que por las características que presentaría el Yeti, posiblemente esté emparentado con el Pie Grande y el Wendigo. Sin embargo, no existen pruebas concluyentes de la existencia de este primate. Incluso otras investigaciones relacionan al Yeti con los osos.
En algunos monasterios de Nepal se conservan restos supuestamente pertenecientes al Yeti, pero que posteriormente se ha demostrado pertenecen a un tipo de cabra local. Por otra parte es muy dudosa la existencia de simios de semejante tamaño.

Según otros autores, como el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, los primates en general y los simios en particular sólo viven en lugares donde existen frutas todo el año, es decir, en las zonas tropicales. Además no hay primates en las estepas, ni en los pinares mediterráneos, ni en los bosques de coníferas.


La puerta del sueño

En Granada mora existía un rey anciano llamado Aben Habuz. Durante toda su vida fue un valiente guerrero y obtuvo suculentos tesoros, pero con la vejez, también se le calmó su ansiedad por nuevas riquezas, así se dedicó a custodiar su tesoro de los jóvenes guerreros Cristianos. Temía perder sus riquezas.

Un buen día llegó un mago árabe llamado Ibrahim que venía de Egipto, conocía todos los secretos de la ciencia (incluido el de la vida eterna) porque poseía el "libro de la sabiduría" que había dado Dios a Adán al echarlo del paraiso. El se ofreció a hacer un invento con el cual conocer cuando le iban a atacar. Ibrahim creó un curioso tablero de ajedrez donde se encontraba un jinete con una lanza, cuando apuntaba a algún sitio significaba que se acercaba un ejercito por ahí, y entonces en el tablero aparecían unas figuras de ajedrez, era la imagen del enemigo.

El mago le incitó al rey que derribase las figuras y entonces mataría al ejercito enemigo. Por este trabajo, Ibrahim pidió que se acomodase una cueva de la montaña con lujos y con bailarinas que lo animasen mientras estudiese las ciencias, gastando la mitad de la fortuna del rey. Aben Habuz aceptó y disfruto con el juego de ajedrez matando enemigos. Un buen día el jinete del ajedrez apuntó a un valle, pero no aparecieron figuras de ajedrez en el tablero. ¿Venía algún enemigo?. Mandó su ejecito allá, y recogió una dulce cristiana con una lira de plata. Ibrahim quiso poseerla, pero Aben Habuz la quiso para si, pues estaba enamorado de su juvenil belleza. Ella no deseaba a ninguno de los dos viejos, pero se quedó en el reino de Aben Habuz. El rey moro, empezó a gastarse todos los tesoros que le quedaban en ella, pero cuando la quería poseer, la cristiana empezaba a tocar su lira y el se dormía dulcemente. Sus súbditos se sublevaron, pues no podían consentir que su rey se gastase su fortuna en ella y no parase de dormir. Aben Habuz pudo contener la sublevación, pero pidió al mago que hiciese algo para evitar esto, pues quería vivir en tranquilidad con la joven. Ibrahim le propuso que construiría para él un paraíso que no fuese visible desde fuera y que no se pudiese entrar de no quererlo el que viva allí. Aben Habuz fascinado le dijo que si que quería. Tardó tres días en construirlo en una montaña de Granada, y puso una puerta grande con una mano y una llave. A cambio, Aben Habuz le entregaría el primer animal y su carga que entrase por esa puerta. Al tercer día fueron Ibrahim, Aben Habuz y la joven cristiana cada uno en un caballo. Se pararon los tres a observar la puerta, y el corcel de la joven echó a andar y cruzó la puerta. Ibrahim dijo que la cristiana le pertenecía, Aben Habuz se negó, pero Ibrahim entró con su caballo y cerró la puerta. Se dice que desde entonces todo el que se queda un poco de tiempo en esa puerta oye la lira de la cristiana y se adormece como el rey moro. Hoy en día, en ese monte, se encuentra la Alhambra y allí se puede encontrar la puerta con la mano y la llave, esperando que alguien la abra antes de caer dormido.

La venganza del Tunchi

Esta es una leyenda muy conocida en la amazonía peruana, una leyenda que ha pasado de generación en generación.

Dice la leyenda, que una chica acababa de entrar a un convento como misionera y fue trasladada a la selva, ella venía de España.

No conocía muy bien las leyendas, y sobre todo por ser religiosa las que conocía, no les tomaba importancia. Esa noche, se habían reunido todas las monjas después de un viaje en lancha hasta un tribu llamada Los Boras, a rezar el rosario nocturno, como lo hacían diariamente.

Cuado iban por el segundo Ave María escucharon un silbido muy agudo, casi como el que hace una uña contra la pizarra, pero era diferente, era un silbido de alguna criatura. A la monja le extrañó que todas se hubieran quedado paralizadas y nadie dijera nada. Ella dijo: "¿Qué pasa? ¿No lo oyen, es horrible?¿Qué es eso? ". Las demás se miraron y aparentemente se asustaron. En el instante en que la monja terminó la pregunta, el silbido cesó.

Todas se fueron a la cama, como si nada. Esa misma noche, todas dormían cuando escucharon un grito desgarrador que provenía de uno de los cuartos. Era la monja, no se sabe como enloqueció y aparentemente se suicidó.

Los nativos que conocen la historia dicen que fue la venganza del Tunchi, un ser al que solo
se le percibe por su silbido agudo (como el de una uña contra una pizarra), y que si alguien lo ofende tal como lo hizo la monja (¡Qué horrible!), vendrá por ti y te matará de la forma mas horripilante que puedas imaginar. No se sabe como mató a la monja pero encontraron a su cuerpo y una expresión de horror inimaginable en su rostro. ¿Habrá sido el Tunchi o simplemente fanatismo religioso a pesar que no tuviera motivos para hacerlo?

Leyenda Hopi

Los indios Hopi pertenecen al grupo de antiguos habitantes de la meseta central de los Estados Unidos y su leyenda cuenta que la historia de la Humanidad está dividida en períodos que ellos denominan "mundos".

Sus costumbres y tradiciones se adentran en lo más profundo de la prehistoria, pero no en su actual emplazamiento, sino en un lejano territorio que los Hopi llamaban "Kasskara", y que fue víctima de guerras y cataclismos que apunto estuvieron de exterminar a toda su raza.

De acuerdo con la tradición Hopi, la historia de la Humanidad está dividida en períodos que ellos denominan "mundos", los cuales están separados entre sí por terribles catástrofes naturales: el primer mundo sucumbió por el fuego, el segundo por el hielo y el tercero por el agua. Nuestro actual mundo, que es el cuarto según sus profecias, está tocando a su fin, y dará paso a un nuevo mundo en un futuro no muy lejano. En total, la Humanidad deberá recorrer siete periodos.

Los indios Hopi afirman que sus antepasados fueron visitados por seres procedentes de las estrellas que se desplazaban en escudos volantes o pajaros tronantes, y dominaban el arte de cortar y transportar enormes bloques de piedra, así como de construir túneles e instalaciones subterráneas. Estos salvadores eran los "katchinas", que significa "sabios, ilustres y respetados".

Los katchina lograron poner a salvo a su pueblo de uno de estos cataclismos, y de ellos aprendieron a observar las estrellas, cortar raíces, aplicar leyes y una larga lista más de actividades. Se multiplicaron como pueblo, y de ellos surgieron nuevos clanes y naciones que se extendieron por toda América.

Los katchinas ayudaron a los elejidos a trasladarse a nuevas tierras. Este hecho marcó el fin del tercer mundo y el comienzo del cuarto. La población, de acuerdo con el recuerdo tradicional de los hopi, llegó a la nueva tierra por caminos diferentes: los seleccionados para recorrerla, inspeccionarla y prepararla, fueron llevados allí por aire, a bordo de los escudos de los katchinas. El gran resto de la población tuvo que salvar la enorme distancia a bordo de barcas.

Es preciso aclarar que, desde el primer mundo, los humanos estaban en contacto con los katchinas. Se trataba de seres visibles, de apariencia humana, que nunca fueron tomados por dioses sino solamente como seres de conocimientos y potencial superiores a los del ser humano.

Eran capaces de trasladarse por el aire a velocidades gigantescas, y de aterrizar en cualquier lugar. Dado que se trataba de seres corpóreos, precisaban para estod desplazamientos unos artefactos voladores que recibían diversos nombres.

Un día los katchinas les dejaron, regresaron a las estrellas y los pueblos olvidaron las enseñanzas de sus maestros. Los Hopi como fieles seguidores de las tradiciones de sus antedecesores, continúan esperando el regreso de sus maestros para cuando termine el mundo actual

A la espera de este ansiado regreso, los Hopi han venido fabricando rigurosamente con el mismo diseño generación tras generación, unas máscaras y muñecos que al igual que sus maestros llaman katchinas. Estos muñecos portan extrañas indumentarias y cascos, así como reprersentaciones de animales con una fuerte connotación simbólica, para resaltar el carácter individual de los verdaderos katchinas o maestros a quienes representan.

También estos muñecos son la forma idónea de que los niños jueguen, no se asusten y reconozcan a los katchina cuandos estos regresen de nuevo.

Según los Hopi, las primeras señales proféticas para que esto suceda ya están apareciendo.

La Niña de las Iglesias

Era una noche como todas, pero en especial, ésta era una noche un poco más fría, más oscura, cerca de las 2 de la madrugada, un taxista llamado Ramon regresaba a su casa después de todo un día de duro trabajo, en la calle ya no había ni un alma , pero al pasar frente al cementerio general de la ciudad se percató que una chica le hacía la parada, éste se siguió pensando que ya estabá muy cansado y que era muy tarde para hacer otra dejada. Sin embargo reflexionó y pensando el peligro que podia correr alli sola penso que no podia ser tan miserable de no llevarla.

Retrocedió su taxi y llegó hasta ella, tenía aproximadamente entre 18 - 19 años. Al contemplar su rostro, el taxista sintió un frío intenso y cierto sobresalto, al que no le dió importancia, pues la niña era dueña de un rostro angelical, inspiraba pureza, de piel blanca, muy blanca, cabello sumamente largo, era delgada, facciones finas, con unos ojos grandes, azules, pero infinitamente tristes, tenía un vestido blanco, de encaje, y en su cuello colgaba un relicario bellísimo de oro, que se veía de época.
El taxista acongojado le preguntó a dónde la dejaba, y le dijo que quería que la llevara a visitar 7 iglesias de la ciudad, las que él quisiera, su voz era suave, muy triste, pero dejaba notar un timbre muy extraño, que le dejó una sensación de miedo y misterio.
Para no hacerla larga, el taxista la llevó a cada una de las siete iglesias sin replicar, en cada una pasaba cerca de 3 minutos y salía con una expresión de serenidad, de tranquilidad, pero sin abandonar de sus ojos esa mirada de infinita tristeza.

Al final del paseo, ella le pidió un favor. "Discúlpeme si he abusado mucho de su bondad, mi nombre es Alicia, no tengo dinero para pagarle ahora, sin embargo le dejaré este relicario, y ¿podría hacerme un último favor? Vaya a la colonia Jazmines # 245, ahí vive mi padre, entréguele mi relicario y pídale que le pague su servicio, ah, y dígale que lo quiero y que no se olvide de mí. Déjeme donde me recogió por favor.

El taxista se sintió como en un trance, en donde actuaba automáticamente a la petición de la chica, y la dejó ahí, frente al cementerio. El hombre se fué a su casa, se sentía mareado, le dolía intensamente la cabeza, y su cuerpo le ardía por la fiebre que empezaba a tener, su esposa lo atendió de ese repentino mal, duró así casi 3 días.

Cuando al fín pudo reacciónar y se sintió mejor, recordó su última noche en el taxi, recordó a la niña angelical de las iglesias, y recordó su última petición, que le hizo sentir un escalofrío intenso que hizo que se simbrara de pies a cabeza, aunque él no comprendía nada, pensó "qué raro fue todo, seguro se fue de su casa, o tiene problemas, pero, ¿por qué en el cementerio? ¿quien era?, ¡¡ El relicario!! ", sí ahí estaba, sobre su mesita de cama, el relicario de Alicia, que ahora tenía restos de tierra. Se paró como un resorte, tomó su taxi y fue a la dirección que le diera la chica, pero no con la intención de cobrar, sino de descubrír, conocer, aclarar la verdad detrás de ese misterio que le inquietaba, que le estremecía, que no quería ni pensar. Tocó, era una casa grande, estilo colonial, vieja, entonces abrió un hombre, de edad avanzada, alto, de aspecto extranjero, con unos ojos... sí los ojos de Alicia, así de tristes. El taxista le dijo "Disculpe señor, vengo de parte!de su hija Alicia, ella solicitó mis servicios, me pidió que la llevara a visitar siete iglesias, así lo hice y me dejó su relicario como prenda para que usted me pagara".

El hombre al ver la joya rompió en llanto incontrolable, hizo pasar al taxista y le mostró un retrato, el de Alicia, idéntica a la de hace 3 noches. ¿Es ella mi Alicia?, le dijo el hombre, "Sí, ella, con ese mismo vestido"."No puede ser, hace tres noches cumplió 7 años de muerta, murió en un accidente automovilístico, y este relicario que le dió fue enterrado con ella, y ese mismo vestido, su favorito... hija, perdón, debí hacerte una misa, debí haberme acordado de tí", debí..."

El hombre lloró como un niño, lloró y lloró, el taxista estaba pálido, pasmado de la impresión, "había convivido con una muerta" eso lo explicaba todo. Volviendo de su estupor, le dijo al padre de Alicia, "señor, yo la ví, yo hablé y conviví con ella, me dijo que lo amaba, que lo amaba mcho, y que no se volviera a olvidar de ella, creo que eso le dolió mucho".

Se dice que el padre de Alicia recompensó al taxista, le regaló toda una flotilla de taxis para que iniciara un negocio, todo en agradecimiento por haber ayudado a su niña adorada a visitar las iglesias en su aniversario fúnebre.

Los muertos vivientes del vudú


William B. Seabrook nació en 1886, en Maryland. Aunque se hizo periodista, la aventura era su verdadera vocación. En 1915 se enrola como camillero en la Primera Guerra Mundial y mas tarde, estando en nómina del New York Times, se embarca en una serie de viajes cuyas crónicas noveladas le reportan fama y grandes beneficios. Uno de sus relatos era La Isla mágica, donde cuenta sus vivencias en Haiti, y las revelaciones que le hizo una hechicera llamada Mamá Célie. De esa forma, el vudú y los muertos vivientes fueron dados a conocer en Estados Unidos y Europa.

El propio Seabrook describe su primer encuentro con un muerto viviente en estos términos:

"y lo que entonces vi, junto a lo que me habían contado (o quizás a pesar de ello), me produjo un tremendo shock. Lo peor eran los ojos. No eran imaginaciones mías. Eran verdaderamente como los ojos de un hombre muerto: no eran unos ojos ciegos, pero estaban fijos, desenfocados, sin visión. Toda la cara... parecía no sólo sin expresión alguna, sino incluso incapaz de adoptar expresión alguna."

El muerto viviente pertenecía a un granjero llamado Constant Polynice, el cual acababa de relatarle una de las muchas historias de muertos vivientes que salpican la isla. En concreto, el caso de Ti Joseph, el jefe de un poblado, que un buen día se presentó en las oficinas de empleo de la Compañía Haitiano – Americana del Azucar (HASCO), con un grupo de nueve hombres harapientos. No hablaban criollo ni francés, y no parecían tener muchas luces. Según su patrón, provenían de una región bárbara y remota, y por eso eran tímidos y rehuían el contacto. Hasta que se acostumbrasen, era conveniente mantenerlos apartados del resto de los trabajadores, pero por los demás, eran hombres fuertes y capaces. Las explicaciones de Ti Joseph convencieron al empleado de la HASCO, que los contrató a todos.

Pero Polynice le contó a Seabrook que el grupo, en realidad, estaba formado por muertos vivientes. Por eso Ti Joseph insistió en pedir que se mantuvieran lejos de otras personas. Temía que fueron reconocidos por parientes o amigos.

Dice la tradición vudú que si un zombie come carne o sal, se romperá el hechizo que lo mantiene con vida, y volverá inmediatamente al lugar que pertenece. A la tumba. Por ello, Ti Joseph alimentaba a su cuadrilla de muertos vivientes con un potaje de mijo sin sal, que les daba cada atardecer.

Pero una mañana, ciertos asuntos mantuvieron ocupado todo el día a Ti Joseph, y dejó que su mujer cuidara de los zombies. Esta tuvo la ocurrencia de llevarlos a una procesión religiosa, tal vez llevada por el remordimiento, pero ninguno de los muertos vivientes se dejó impresionar por el espectáculo. No hablaban, no eran capaces de mostrar ninguna emoción, sus ojos estaban perdidos. La mujer optó por consolarlos con unos pasteles que contenían cacahuetes. Pero no sabía que habían sido sazonados con sal. Al probarlos, los zombies despertaron de su letargo, y huyeron con grandes gritos de vuelta a su aldea. Fueron reconocidos por sus horrorizados vecinos, que los habían enterrado meses atrás, pero no se detuvieron a hablarles. Roto el hechizo, su carne empezó a degradarse y sólo tuvieron tiempo de alcanzar sus tumbas, antes de morir convertidos en una masa putrefacta.

Los habitantes de la aldea decidieron vengarse de Ti Joseph. Le tendieron una emboscada y le cortaron la cabeza.

A Seabrook no le impresionó demasiado la historia. Se refirió a los supuestos muertos vivientes en estos términos: “no eran más que pobres seres humanos dementes, idiotas, obligados a trabajar en los campos”.

Sin embargo, las creencias del vudú están tan enraizadas en Haití que es muy difícil abstraerse de la fascinación que produce.

El término zombie aparece con variante en muchos idiomas africanos. En congoleño significa “fetiche”. Según la tradición vudú, el zombie es una persona a quien un brujo denominado bokor le ha robado el alma menor o ti bon ange, justo en los momentos previos o sucesivos a la muerte. El zombie sigue vivo... hasta cierto punto. Come y respira, y su corazón sigue latiendo. Pero no recuerda nada de su vida anterior y toda su voluntad e inteligencia está sometida a su bokor. Por lo tanto, más que describirlos como “muertos vivientes”, sería más correcto hablar de autómatas humanos.

En Haiti, la creencia en el poder de los bokor es absoluta. Pocos haitianos desprecian el tomar medidas para evitar que sus familiares muertos puedan convertirse en zombies. No dudan en gastarse auténticas fortunas para cubrir las tumbas con pesadas losas, o en cavar las tumbas en espacios donde abunde el tránsito de personas, para impedir que el brujo disponga de la intimidad necesaria para completar sus oscuros rituales. También es habitual que se vele al muerto durante varias noches seguidas, para que la descomposición haga su trabajo y convierta al cuerpo en una herramienta inútil para un bokor .Los más radicales llegan al extremo de mutilar o destruir parcialmente los cuerpos. También abundan los remedios más ingenuos, como introducir grandes puñados de semillas en el ataúd, en la fe que el muerto se entretendrá contándolas si recibe la orden de levantarse de entre los muertos.

De hecho, la fe en el vudú es tan grande, que incluso ha sido instrumentalizado con fines políticos. Ya en 1791, cuando Haití era colonia francesa, un tal Boukman se valió de sus supuestos poderes para amedentrar a los soldados de la metrópoli y reunir un legión de seguidores. Boukman organizaba multitudinarios rituales donde se sacrificaban cerdos y los participantes caían en un trance frenético. A partir de ahí, se lanzaban a quemar las plantaciones de los colonos, y en muchos casos, llegaban al asesinato. Magia o no magia, los franceses no pudieron resistir la presión, y abandonaron la isla, que se organizó como república independiente.

Pero no es necesario mirar tan lejos en el tiempo para encontrar las profundas huellas del vudú en todos los ámbitos de la vida haitiana. El dictador François Duvalier se hacía llamar Papá Doc, y presumía ser un poderoso bokor. El control que no lograba con la fuerza bruta de las armas, lo conseguía valiéndose de las creencias de su pueblo.

El vudú también ha sido una importante fuente de ingresos para personas de toda condición social. Los rituales son vendidos como espectáculo a los turistas morbosos, o como fenómenos genuinos a los investigadores demasiado crédulos. Un antropólogo llamado Francis Huxley documentó uno de esos engaños. Un presunto hechicero elaboraba un complicado ritual alrededor de una tumba, y rescataba de su interior al muerto resucitado y dispuesto a cumplir sus órdenes. Se demostró que había un tubo de aire instalado en el ataúd para permitir respirar al cómplice del falso bokor...

Sin embargo, las historias sobre muertos vivientes han sido una constante. Todas hablan de personas que son encontradas vagando por las calles o los campos, aturdidas y prácticamente incapaces de hablar, que son reconocidos como familiares o amigos enterrados meses o años atrás.

Uno de esos casos ocurrió en los cincuenta, y lo resumo aquí a modo de ejemplo. Habla de una muchacha de la que se había enamorado de bokor, y que rechazaba todas sus proposiciones. El hechicero despechado decidió emplear la magia para vengarse, y la mujer no tardó en morir afectada por unas extrañas fiebres. Cuando se disponían a enterrarla, descubrieron que el ataúd era demasiado pequeño. Así que optaron por retorcerle el cuello para darle cabida. Los padecimientos del cadáver no terminaron ahí. Durante el funeral, un cirio le cayó encima quemándole el pie izquierdo.

Meses más tarde, se empezó a decir que el hechicero rechazado había sido visto con una muchacha, que se parecía demasiado a la muerta. Pasaron unos años sin que la familia decidiera comprobar los rumores. Pero entonces uno de los hombres de la familia la encontró haciendo tareas domésticas para el brujo. Y esa mujer presentaba el cuello torcido y la cicatriz de una quemadura en el pie izquierdo.

Las explicaciones racionales a este fenómeno ya existían en la época de William Seabrook. Un doctor llamado Antoine Villers, que llevaba muchos años ejerciendo en Haiti, le dijo al periodista y aventurero que era improbable que nadie hubiese resucitado. Pero no descartaba que, efectivamente, algunos delos zombies hubiera sido rescatado de la tumba.

La explicación, según Villiers, es que los hechiceros conocían toda suerte de sustancias, muchas de las cuales eran capaces de infundir un coma profundo, fácilmente confundible con la muerte. Un hechicero no tenía más que drogar a su víctima, dejar que sus atribulados deudos lo enterrasen, y luego esperar el momento oportuno para sacarlo de la tumba y de su letargo.

Los investigadores sugieren que muchas de esas drogas fueron importadas por los esclavos desde las costas de su Africa natal. En Ghana, por ejemplo, se practicaban unos cortes a los aspirantes de hechicero, en las cuales introducían una droga que los sumía en un prolongado coma. Al cabo de cinco días, se les administraba un antídoto para devolverles la conciencia.

Resulta bastante significativo que ese tipo de prácticas se contemplaran en el Código Penal haitiano:

"También se considerará intento de asesinato el empleo contra cualquier persona de sustancias que, sin causar una muerte real, produzcan un coma letárgico más o menos prolongado. Si, después de la administración de esas sustancias, la víctima ha sido enterrada, el acto será considerado asesinato, sin tomar en cuenta sus posibles consecuencias. "La sugestión también podría explicar el fenómeno. Las víctimas creen tan profundamente en el poder del hechicero, que se someterán a él para evitar las supuestas consecuencias de sus maleficios. Si por ejemplo alguien descubre que un hechicero intenta enfermarle, es posible que caiga en una profunda hipocondría que, efectivamente, refuerza su fe en el poder de la magia negra. Este proceso de derrumbe psicológico es muy similar al empleado por determinadas sectas para lavar el cerebro a sus miembros.


El código secreto de la biblia


El código secreto de la Biblia también conocido como el código de la Torá, consiste en grupos de palabras y frases que se supone que tienen un significado y que algunos creen que están colocadas intencionadamente de forma "cifrada" u oculta en el texto de la Biblia.

El código fue descubierto en la versión hebrea del Antiguo Testamento (Torah), eliminando los espacios entre palabras, y convirtiendo el texto en una única hebra de 304.805 letras. La computadora explora esta larga tira en busca de las palabras y frases que se le ingresan al programa.

 Comienza con la primera letra, primero de corrido, luego saltando de a una letra, luego de a dos, y así sucesivamente hasta terminar. Seguidamente, rehace el mismo proceso comenzando desde la segunda letra, y luego desde las demás hasta terminar. Esto se denomina ELS(Equidistant Letter Sequences) que significa "secuencias de letras equidistantes", que luego se reordena para presentarlo como matriz o crucigrama, al igual que aparece en el dibujo del encabezado de la página.

Estos códigos se hicieron famosos a raíz del hallazgo de unas reglas de codificación (que únicamente podrían aplicarse al texto escrito en su idiomas original, el hebreo antiguo, y con la ayuda de ordenadores), las cuales demostrarían que el código puede servir para predecir acontecimientos futuros,demostrado científicamente.

 Los más expertos decodificadores (casi todos occidentales) dudan aún de esta posibilidad. Todas estas hipótesis son negadas por los escépticos y muchos grupos religiosos. Sin embargo, los partidarios indican que para poder emitir un juicio correcto, el fenómeno debe ser estudiado mucho más en profundidad, ya que podrían existir códigos enormemente largos que aún no se han encontrado. Algunos incluso especulan con la posibilidad de que haya cifrado a varios niveles (unos códigos dentro de otros), o que se pueda buscar dentro de matrices de más de dos dimensiones.

El principal método por el cual se extraen los mensajes significativos es la secuencia de letras equidistantes (ELS). Para obtener una ELS de un texto, se escoje un punto de partida (cualquier letra) y una distancia (un número, preferentemente negativo). Entonces, comenzando en el punto de partida, se seleccionan letras del texto equidistantes, separadas por el número que se haya elegido para la distancia. Por ejemplo, en la oración: entre cojos osados, las letras en negrita leídas de izquierda a derecha, separadas por una distancia de 4 letras, forman la palabra ECOS. Los espacios y los signos de puntuación se deben ignorar.

A menudo varias secuencias relacionadas con el mismo tema pueden aparecer simultáneamente en una serie de letras. Esto se debe a que se coloca el texto en una matriz regular, con el mismo número de letras en cada línea, extrayendo después un rectángulo. En el ejemplo, se muestra parte del Génesis (26, 5–10) con 33 letras por línea. Se muestran secuencias para BIBLIA Y CÓDIGO. Normalmente sólo haría falta mostrar un rectángulo más pequeño, como el que aparece dibujado en la figura. En ese caso habría letras que faltarían, pero es esencial que el número de letras que falten sea el mismo para cada par de líneas adyacentes. Si no, no se cumpliría la secuencia.

Si se ordenan las letras de Génesis 26:5-10 en una matriz de 33 columnas, se encuentran cruzadas las palabras "Biblia" y "código". Hay miles de combinaciones posibles.Aunque se haya mostrado un ejemplo en inglés, para hacer una búsqueda de forma correcta habría que usar el texto bíblico en hebreo. Por motivos religiosos, la mayor parte de los defensores judíos del código usan sólo la Torá (los cinco primeros libros de La Biblia). Además, ya que las traducciones a cualquier otro idioma (de las cuales hay cientos de versiones para escoger) no son el texto original de la Biblia, esto requeriría que se creyera en el creacionismo de los idiomas (por la influencia de una entidad omnisciente, o gracias a una cuidadosa construcción) de modo que secuencias tan complejas como las encontradas en la Torá hebrea estuvieran presentes también en cada traducción. Otra alternativa consistiría en admitir que las secuencias halladas por los estudiosos del código no sean tan complejas o tan difíciles de encontrar como se dice.

En 1997 Michael Drosnin consiguió un bestseller mundial con El código secreto de la Biblia, obra en la que predijo el asesinato de Isaac Rabin un año antes de que aconteciera. En El nuevo código secreto de la Biblia. La cuenta atrás, Drosnin, nos muestra cómo los atentados del 11 de septiembre de 2001 estaban codificados en la Biblia. El autor nos cuenta como advirtió a la administración Bush del inminente peligro en agosto de 2001 y nos conduce a través de una serie de prodigiosos descubrimientos hasta la más terrible de las predicciones:"Guerra Mundial", "Holocausto atómico" y "Fin de los tiempos" están codificados en la Biblia junto a una fecha: 2006. Michael Drosnin demuestra que el mensaje de la Biblia está claro: una guerra mundial nuclear estallará como consecuencia de un atentado terrorista en Oriente Medio. Todavía estamos a tiempo de evitar el fin del mundo.



Un gran secreto

Quienes cuentan esta historia afirman que es cierta , una niña llamada Teresa vivía con su madre en la ciudad de Badajoz.No tenia padre pues había muerto en un accidente de trafico hace unos cuantos años, un día la madre tuvo que ir a comprar al supermercado quedandose Teresa sola, comenzó a chatear con sus de sus amigos y de repente escuchó un ruido que procedía de la cocina pero no le dio importancia, después de un rato volvió a escuchar de nuevo ese ruido y fue a ver lo que pasaba...cuando llegó a la cocina empezó a escuchar susurros que procedían de allí, al llegar vio como un niño de unos 4 años la señalaba y hablaba en un lenguaje desconocido. Teresa corrió al salón, cogió el teléfono y llamó a su madre al móvil pero no contestaba.volvió a la cocina temblando de miedo, pero no vio al niño ni tampoco escucho sus susurros, entonces volvió a su habitación y como si no hubiese pasado nada siguió chateando.

Cuando su madre regreso le contó todo lo sucedido, su madre con lágrimas en los ojos le contó que ese niño era su hermano que había muerto en un accidente domestico en la cocina mucho antes de ella nacer , pero que nunca se lo habían dicho porque les era muy doloroso recordarlo.

Osnis (objetos submarinos no identificados)

El número de avistamientos de OVNIS registrados desde finales de los años 40 se acerca a la decena de miles. Pero lo que muchos ignoran es que la enorme cantidad de relatos recopilados acerca de los OSNIS sugiere que por las aguas de nuestro planeta circulan tantos OSNIS como OVNIS hay en los cielos.

Tengamos en cuenta que más de un 70 % de la superficie de la Tierra está cubierta por agua.

La profundidad media de los mares y océanos es de 3 kilómetros y el hombre apenas ha comenzado a explorar las vastas zonas que se encuentran debajo de la superficie.

Estas profundidades podrían ser lugares ideales para que seres tecnológicamente más avanzados realizaran sus actividades sin que los hombres pudieran advertirlo.

Muchos misterios se encierran en la historia de la humanidad y uno de los muchos enigmas son los llamados UFOS o también denominados OVNIS. Toda la civilización esta acostumbrada a escuchar estas denominaciones o bien en medios de comunicación o en alguno u otro relato espontáneo de algún personaje publico, pero los llamados OSNI son también un acontecimiento no menos relevante y existen de igual forma relatos civiles y militares indicando una presencia mas allá de los llamados “platillos voladores”.

Las extensiones oceánicas de la Tierra parecen esconder tantos Misterios como los cielos o él más distante sistema cósmico, pero los OSNI son fascinantes, su avistamiento causa tanto entusiasmo como sorpresa y dudas. Estos aparatos a diferencia de sus “hermanos” los OVNIS se sumergen bajo la superficie Liquida de este Planeta Azul, el cual esta formado por 3/ 4 de esta sustancia que le da su color, el agua.

Los OSNI son famosos igual que el OVNI por confundir los complejos sistemas de control y de defensa territorial de todos los países del mundo, tienen como característica principal su capacidad de maniobra impresionante y sus altas velocidades a enormes profundidades que dejaran desconcertados en mas de una vez a las marinas del mundo.

El rendimiento y comportamiento de estos aparatos sobrepasan en larga medida los navíos convencionales o submarinos hasta la fecha conocidos, como ejemplo podremos afirmar que la velocidad máxima de un submarino moderno es de cerca 80km/hora, los aparatos (OSNI) se mueven a una velocidad 3 veces superior.

En 1973 en el Atlántico Norte, el portaviones WASP de la U.S.Navy junto a otros 12 navíos que se encontraban en una simulación de combate, detectaron en sus radares un enorme objeto que se movía a una velocidad impresionante de cerca 230 km/hora, este objeto permaneció durante tres días en el perímetro de estos navíos sumergido a una profundidad de 8.200 metros, cuando el registro de máxima profundidad de un submarino de la época era de 1900 metros.

Ivan Sanderson, biólogo marino y fundador de la Soc. de Investigación OSNI, sugiere que debajo de los océanos puede vivir una raza más antigua que la humana, que se encuentran a millones de años por delante de la humanidad, esta raza evita el contacto directo con las formas primitivas y se desenvuelve tecnológicamente en todos los campos, capaces de superar incluso la necesidad del más sencillo acto voluntario del cuerpo humano, el respirar, hablando literalmente como lo conocemos los humanos.

El investigador Jonh Kell supone que las bases submarinas pueden estar localizadas en el norte del circulo Ártico, así como los fundadores de la APRO, Jim y Coral Lorenzen, sugieren que los fenómenos OSNI forman ya parte de las actividades de cartografía como futuras indicaciones con uso futuro.

En 1973 la Sociedad Argentina de Investigaciones de Fenómenos Extraños, afirmo que después de muchos años de investigaciones, no dudaba que otros mundos hubieran ya establecido bases submarinas en este planeta en los Golfos de San Matías y San Jorge, en la costa Patagónica, y en Venezuela, fueran vistos tantos objetos salir del mar y entrar en el que para las personas de las localidades marítimas es ya un caso normal como cualquier otro.

A pesar de todo, el fondo submarino continua sin explorar, dejando que las “historias y cuentos” vivan ya en el seno del pueblo, y como acontece en la Ufología, los investigadores se topan con todo tipo de dificultades a la hora de intentar descubrir la verdad.

Pero los Lagos también tienen sus OSNI, existen relatos en los que hicieron su aparición en los Lagos de Suecia, un objeto que se parecía a una cúpula fue visto en el lago BULLAREN , en Bohuslan. En Ravaslen fue observado diversas veces un objeto de 25 metros a lo largo de un lago, el Stenjon, en Ostergotland fue observado un OSNI como una especie de Torre de Control, es imposible determinar si son maquinas o no, como por ejemplo el monstruo del Lago Ness.

En Febrero de 1960, la marina Argentina rastreó dos submarinos misteriosos que a principio supuso que eran soviéticos, pero, la velocidad y su maniobralidad dejaron a las autoridades de este cuerpo militar sorprendidos.

Ocho meses antes, en el puerto de Buenos Aires las autoridades navales habían tenido problemas con algunos de estos objetos con forma de sepia y de color plateado, según relatos de algunos supuestos testigos. En el año de 1978 se observo una gran oleada de Ovnis en Italia, fueran contados 500 relatos, después de separar algunos testimonios con errores evidentes y mentiras, los índices continuaran indicando una enorme existencia de actividad OSNI y OVNI que culmino en los tres últimos meses del año con el avistamiento de una segunda oleada OVNI.

El origen de los OSNI continua siendo un misterio aun por resolver, los objetos encontrados en el mar son intrigantes. Un ejemplo es el cilindro metálico de 7 metros de largo por 3 metros de ancho encontrado por un buceador Español en un canal del Mediterráneo en Julio de 1970. La superficie plana y sin marcas de la construcción no presentaban ninguna apertura, se encontraba limpia dando señales de poco tiempo de permanencia en fango del océano, debido as sus medidas este buceador decidió buscar un barco con grúa para llevarla a bordo y así poder estudiar ese objeto pero cuando volvió ya no se encontraba en el local donde la había localizado.

Algunos investigadores de Ovnis como Lorentz Jonhson encontraron en el fondo del mar a una profundidad de 90 metros, un objeto con 6 metros de largo, 2m de altura y 3 metros de ancho, cuando encontraran este objeto de color plata y gris se dieran cuenta de unas marcas en el fondo del mar como si de ruedas se tratasen y que seguían por mar adentro, dada a la profundidad a que se encontraban no les fue concedido una licencia para estudiar mas a fondo esas marcas.






El inquietante ruido del Cadillac

El coche portagonista de la historia es un flamante Cadillac equipado con todo el comfort posible. Pero poco después de adquirirlo el acaudalado propietario del coche descubre una cosa que a nadie le agrada: un ruido constante e inexplicable que sale de no se sabe dónde.

El dueño lleva el coche al concesionario una y otra vez. Los mecánicos revisan el motor, aprietan todas y cada una de las tuercas y tornillos y lubrican todo lo que se mueve. Pero cada vez que el dueño se lleva el coche a la calle, el ruido vuelve a aparecer, tan audible como antes.

Al final, llevado por la desesperación, el dueo les pide a los mecánicos que demonten el coche por completo, pieza a pieza, hasta que den con el escuridizo ruido.

Cuando desmontan el panel de la puerta izquierda, descubren por fin el problema: En el interior de la puerta hueca hay una botella de Coca-Cola colgada de una cuerda. Cuendo el coche se mueve la botella se balancea y pega contra los paneles de la puerta. La botella está llena de tornillos, tuercas y piedrecitas..., y una nota: "¿Al final lo has encontrado, eh, millonario hijo de puta?".

Al parecer, esta historia se ha repetido en diversas ocasiones, con diferentes protagonistas, e incluso se dice que algunos dueños de Cadillac se han quedado con la botella y su contenido como recuerdo de este extraño incidente.

La señora del cinco

Esta es una historia real aunque todo mundo diga eso y sea un cliché. en la ciudad de Mexicali, baja California, en México, existe una leyenda muy vieja, toda la ciudad la conoce, sobre todo, la gente de mayor edad puesto que esta ciudad (aquí nací y vivo) apenas acaba de cumplir 100 años, entonces no es nada raro que hasta los jóvenes la conozcamos bien.

Hace muchos años en el centro de la ciudad vivía una señora que maltrataba mucho a sus hijos, les gritaba todo el tiempo, les pegaba y los encerraba en la casa. así pasó el tiempo, hasta que sus hijos se hicieron mayores, se casaron y la abandonaron.

La señora, sintiéndose culpable y con remordimientos, fue a la iglesia de la ciudad a hablar con el sacerdote, le contó todas las cosas que les había hecho a sus hijos durante muchos años, el padre, al escuchar las crueldades que la mujer había cometido, le dijo que sus pecados eran muchos, que una madre como ella sólo podía viajar a Roma para allí encontrar el perdón de dios. pero la señora era muy pobre y no tenía manera de costear un viaje, ¡mucho menos hasta Roma!, así que el sacerdote le ordenó que pidiera limosna, pero (para que su penitencia fuera más dura) sólo debía aceptar monedas de cinco centavos (equivalente a cinco pesos mexicanos de hoy) y si le daban monedas de otra cantidad, debía devolverlas.

La mujer salió de la iglesia y ese mismo día empezó con su misión, todos los días se sentaba frente a la iglesia a dinero, mucha gente se sorprendía al ver que cuando le intentabas dar monedas de mayor valor las rechazaba, por lo que la comenzaron a llamar la señora del cinco.

Tristemente, años más tarde y poco antes de poder conseguir el dinero suficiente para el viaje, enfermó gravemente y murió.

Días después de su muerte, un señor que caminaba frente a la iglesia cierta noche vio a una vieja que llevaba un velo en la cabeza con apariencia muy humilde. la mujer se le acercó y le dijo:

- señor, ¿no me regala un cinco?.

- no tengo, pero tome esta moneda de veinte.- entonces ella se descubrió la cara y era el rostro de una calavera.

- ¡no pedí veinte centavos, pedí cinco! ¡lo maldigo!

Y así sucedió que muchas personas relataban lo mismo, y a muchas de ellas les ocurrían desgracias al poco tiempo, y los papás solían asustarnos con el clásico te va a llevar la señora del cinco.

La historia se volvió tan popular (fuera verdad o no) que en mexicali, durante muchos años, se acostumbró llevar siempre una moneda de cinco si salías a la calle, y las casas de todas las familias tenían siempre un vasito lleno de monedas de cinco centavos por si la mujer tocaba a la puerta.

Yo no conocí esta historia hasta la secundaria, en clase de lectura y redacción, un día que nos pusimos a hablar de historias de terror, una amiga la mencionó y resulta que casi todo mundo conocía la leyenda menos yo. entonces la profesora nos contó que cuando ella tenía como 9 años, en su casa también juntaban moneditas de cinco y que se hablaba de la leyenda de la señora aunque nadie de la familia la hubiera visto. Un día la dejaron sola en la casa y le dijeron que no abriera la puerta para nada (obviamente no por el fantasma, sino por los delincuentes), y a ella le recordó la historia, pero no le dio miedo. al poco rato de que sus papás se fueron, alguien llamó a la puerta y ella, temorosa de abrir, se asomó por la ventana. dice que se quedó helada al ver a una figura con una capa negra que parecía flotar del suelo y no tener cabeza. jamás supo si se trataba de la señora del cinco o no, porque no se atrevió a abrirle la puerta, sino que se escondió llorando debajo de la cama hasta que llegaron sus papás, que ni siquiera le creyeron...

Aniverario

Esta historia ocurrio en los años 80, en un lujoso barrio de las afueras de los Ángeles, una jovencita llamada Elizabeth Jones, prestaba sus servicios como niñera. Todos decían que era muy buena, y cariñosa con los niños .

Bueno, todo empieza una noche en que los Señores Morris salen por ahí. Para cuidar de los niños llaman a Elizabeth. Cuando se van, los niños le piden a Liza ver una película , y aun que ella dice que no qe ya debían estar en la cama, acaba cediendo. En fin, ven un trozo de la película, pero los niños muertos de sueño, se van corriendo a sus camas sin que Elizabeth les diga nada. Ella se disponía a ver el resto de la película cuando llamaron a la puerta. Abrió. Ante ella apareció una mujer rubia, algo bajita, pero esbelta.

-Hola-dijo casi en un susurro-. Querría hablar con Susan, es decir, la señora Morris.-En este momento no está. Contestó Elizabeth.-Ammm...Y, ¿podría esperarla dentro? Mire, es que yo soy su hermana pequeña. Me llamo Cloe.

Elizabeth dudó momento, pero al reconocer a la misma mujer en una foto, le dejó entrar.En seguida se pusieron a hablar. A Elizabeth le gustaba Cloe. Tenía los mismos gustos que ella. Quizá hablaron durante 3 horas. Llegando a medianoche, Cloe se levantó, miro el reloj que había sobre una pequeña mesa y dijo:

-Mi hermana tarda demasiado... No puedo quedarme más, debo irme. Ya la vendré a ver otro día. Adiós, Liza. Espero volver a verte.

Elizabeth insistió en que se quedara un poco más, pero no consiguió convencerla. Asomada a la puerta veía como se alejaba. Entonces ocurrió algo extraño, cuando cruzaba el cruce de mitad de la calle... se esfumó. Liza pensó que no tenía importancia: había algo de niebla.Media hora después llegaron los Morrison. Pagaron a Elizabeth más de lo debido, como agradecimiento Elizabeth decidió ser más cordial de lo normal, y alegremente les preguntó:

-Y ¿qué? ¿Cómo se lo han pasado en la fiesta?.

Entonces, la señora Morrison confesó entre lágrimas que no habían ido de fiesta, si no que habían ido al aniversario de la muerte de Cloe, su hermana, que había muerto hacía un año atropellada en el cruce de esa misma calle...

La monja condenada

Bueno se cuenta que en la calle san Antonio en Arequipa, hay una casona muy antigua, que ahora es un colegio, lo raro es que han ocupado todos los cuartos menos uno, en el que nadie sabe que es lo que tiene dentro.Pero mis compañeros y yo investigamos, y al ver por una ranura de la ventana que rompimos, logramos ver una cama con algo encima. en ese momento nos apartaron y al día siguiente repararon la ventana ahora era mucho mas sospechoso.

Un mes más tarde, tuvimos una serenata en el colegio, y el director mencionó que el colegio antes era un convento.En ese momento estábamos en nuestra clase cuando una compañera llego desesperada y sin poder hablar, cuando se calmó nos contó que había visto una monja que se desvaneció.

Ella se fue del colegio pero descubrimos que lo que había en el cuartito era el cadáver de una monja, que dijo que nunca quería salir de ahí como última voluntad, así que se lo cumplieron y hasta este día sigue ahí, solo lo sabemos yo y algunos compañeros, el señor que cuida el colegio dice que todas las noches la ve ahí mismo, en el baño, pero que se desvanece antes de que le vea la cara.

creemos que ella tal vez murió por algo en el baño que no la deja irse.


Caso Tivissa

Todo empezó el 27 de agosto de 1968. Ese día el desaparecido rotativo barcelonés Tele Express publicaba en sus páginas una extensa carta al director en la que se daba cuenta de la observación y posterior aterrizaje de un Objeto No identificado en la zona de la conca de Tivissa. Hasta aquí nada extraordinario para los lectores, acostumbrados entonces a ver casi a diario en los medios de comunicación nuevos incidentes OVNI.

Sin embargo el remitente, que decía ser el cuñado del testigo, describía en su misiva a dos seres con forma de“pulpo”, pero con cuatro extremidades en lugar de ocho, que habían descendido a plena luz del día de un misterioso objeto semi circular, como una “media sandía” que se hallaba suspendido a poco menos de un metro del suelo. Esto era yamás llamativo.

El firmante de la carta, Sebastián Mateu, aseguraba que su cuñado Juan se había desmayado de la impresión y queél mismo había podido comprobar al día siguiente como en el lugar del incidente, situado en la Sierra de Almós, desde donde era visible el mar, habían aparecido dos circunferencias negras en el suelo así como restos de hierba quemada. No era un incendio convencional porque según explica Mateu, “cuando regresé de ver los manchones quemados, el reloj se me había parado”.

Sorprendido, el hombre puso en conocimiento de aquellos extraños incidentes a una pareja de alemanes que descansaba en una tienda de campaña próxima al lugar que no sólo escucharon con atención su relato sino que, incluso,experimentaron en sus carnes la misteriosa parada de los relojes. Tras advertirle que aquellos “pulpos” podían ser seres de origen extraterrestre, Hans Volkert –así decía llamarse el campista- tomó fotos del reloj con objeto –segúndijo- de publicar la noticia en “Wien”, Austria, donde se halla domiciliado. Nunca más se supo de él ni de su esposa…ni tampoco de Sebastián Mateu… Me explico.

No es extraño que frente a la publicación de una noticia tan llamativa los investigadores del fenómeno OVNI se movilizaran y trataran de corroborar la historia visitando el lugar del suceso y entrevistando a los testigos. Pero justo aquí empezaron a complicarse las cosas.

El histórico CEI (Centro de Estudios Interplanetarios) de Barcelona se puso en contacto con la redacción del rotativo Tele Express y consiguió la carta original. Allí no supieron darle razón de dónde localizar al autor del escrito, tan sólo poseían la misiva en la que no figuraba el remite. La única pista se hallaba al principio ya al final del texto cuando su autor daba cuenta que vivía en la Sierra de Almós, en una masía situada a 7 kilómetros deTivissa. Y, al final, cuando firmaba como “Sebastián Mateu -Caserío de Darmós, Tivisa, Tarragona”.

Con esos datos, a finales de agosto de aquel año,varios investigadores del CEI se desplazaron a la zona en busca del caserío, pero nada. Ni rastro. Tampoco ningún vecino supo reconocer a Mateu alguno. Y lo que era más desolador. Desde el sitio donde –presuntamente- había ocurrido la experiencia y al que habían acudido numerosos curiosos, no era visible el mar. ¿Podía ser aquello un bulo,un sainete, la broma pesada de algún desalmado?

Con la intención de resolverlo el 13 de septiembre de 1968 Tele Express publicó en su sección de cartas un llamamiento de Vallés Tuset, en nombre del CEI, con objeto de recabar información sobre Sebastián Mateu y los hechos que tuvieron lugar en la Sierra de Almós. Para entonces el asunto ya había trascendido a más medios y agencias de prensa ocasionando que una legión de curiosos se desplazara los fines de semana a Tivissa en busca de extraterrestres y otros fenómenos singulares.

Pero el llamamiento tuvo respuesta. ¡Y qué respuesta! El 25 de septiembre, contrariado por el comunicado del CEI Mateu dio de nuevo señales de vida. Peoren esta carta, visiblemente molesto, no facilitó datos de contacto. Se limitó a decir que era contable de una empresa metalúrgica y que, por el hecho de no haber dado con él no podían negar ni su existencia ni su experiencia. Con ironía contaba que él mismo había preguntado en las señas del CEI y nadie le había sabido decir nada del “famoso Centro de Estudios Interplanetarios” y que tampoco constaba en la Guía Telefónica. Y, sin embargo, no negaba su existencia. Pero cabía preguntarse: ¿Era el verdadero testigo o, a la luz de la escandalera, algún oportunista terció en el asunto para confundir más? No hay nada claro.

Lo único cierto es que gracias a esta rocambolesca historia mucha gente se interesó por el asunto de Tivissa,incluidos los suicidas de Terrassa, de los que dábamos cuenta en nuestra pasada edición. Uno de los investigadores que se involucró notablemente en el asunto fue el investigador valenciano Vicente Juan Ballester Olmos. Hoy reniega del asunto. En su Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIs (Plaza & Janés, 1987) se limita a tildarlo de fraude pero quienes vivieron cerca de él en aquellos años conocieron su interés desmedido por el asunto.Hoy en día es el único que posee copia completa de los informes pues el expediente original desapareció del archivo del CEI en 1972. “Es el único que ha sido robado de estainstitución” –me confiesa Vicente Pérez que ocupó cargo directivo de este centro hace algunos años y quien añadió que sólo 15 personas poseían llave del local. La cerradura nunca fue forzada. ¿Quién podía estar, entonces, interesado en este informe? Y lo que es más importante: ¿Qué quería ocultar?

Según consta en el archivo restituido del CEI (del que poseo copia) las expediciones a Tivissa se sucedieron por doquier sin hallar más detalles de Mateu o del suceso.Bueno, a medias, porque Mateu siguió mandando cartas –almenos dos- en una de ellas, además, adjuntó una postal sellada en Checoslovaquia, en la ciudad de Prerov en la que un misterioso V. Azvhik le comunica en inglés que le va a enviar las “películas de los Ovnis lo antes posible: las muestro a nuestro gobierno”. ¿A qué OVNI se refería? ¿Al deTivissa? ¿Llegó verdaderamente el gobierno Checo a interesarse por el asunto? La postal parece auténtica pero no demuestra nada. Como las anteriores, la carta de Mateu había sido franqueada en Barcelona y no en Tivissa como sería normal y, además, ¿Quién era Azvhik? ¿Tal vez el campista austríaco? Por si las cosas no estaban todavía suficientemente complicadas, un periodista, Alex Botines, no sólo aseguró haber entrevistado personalmente a Mateu en un bar de la localidad sino que aseguró haber pisado, incluso,el lugar del aterrizaje dejando a los investigadores del CEIa la altura del betún. Sin embargo jamás fueron publicadas las fotografías que dijo haber tomado y cuando años más tarde los investigadores del CEI fueron a su encuentro no supo decir si el testigo se llamaba Mateu o no. De lo que no había duda es que desde el lugar del presunto aterrizaje lo más acuático que se veía era el Ebro y se trataba de un paraje muy árido sin hierba que pudiera “quemarse”.

Poco después entraría en escena el parapsicólogo catalán Julio Roca Muntañola quien consideraba verídico el suceso en un 85%. Roca decía que en la cuenca “sucedió algo extraño por dos veces, especialmente en ‘La cabeza delíndio’” pero se mostraba muy cauto en explicar qué evidencias había rescatado durante sus pesquisas. Siempre se mostró muy oscurantista, desconfiado, “obedeciendo órdenes”de silencio pero sin especificar de quién ni por qué. Sí aportó numerosos nuevos casos ocurridos en la zona y que se relacionaban con el “magnetismo” que presuntamente paró el reloj de Mateu y de los turistas austriacos. Es el caso, por ejemplo, de un piloto de avioneta que tuvo que aterrizar deemergencia en los terrenos de un ingeniero agrónomo de la localidad de Ginestá, en la zona de Tivissa. La razón aducida es que “un campo de fuerzas desconocido le quitó la electricidad” a la avioneta Piper en la que volaba. Y es queel célebre parapsicólogo estaba convencido de que Tivissaera una zona especial que, por alguna razón atraía a los visitantes del cosmos. Anduvo por aquellos áridos lares durante años en busca de una cueva que creía el paso a otras dimensiones.

Y muchos siguieron su estela viviendo espectaculares experiencias. Algunos investigadores, incluso, tuvieron allí su “bautismo” ufológico, como los biólogos Miguel Seguí o el aludido Vicente Pérez. Éste último se despertó repentinamente una noche de la Semana Santa de 1984 cuando creyó notar una presencia extraña mientras pernoctaba muy cerca del desvío que conduce a Pratdip. Algunos vecino smanifestaban que en esa zona habían visto a unas extrañas“monjas” acompañados por unos niños “cabezudos”. Seguí, que frecuentó la zona a finales de los setenta, tuvo también varias experiencias cerca de la ermita de San Blas. Luces que efectuaban maniobras “imposibles”, moviéndose en ángulos rectos.

Hay muchas contradicciones en el caso Tivissa,muchas preguntas por resolver, pero no cabe duda que la experiencia narrada por el evanescente Sebastián Mateu sirvió de espoleta para disparar un fenómeno sociológico.Fueron cientos los que visitaron la zona en busca de la“base extraterrestre” o la mágica cueva donde Muntaño la creía haber encontrado el paso a otros Universos. La escasa vegetación, la aridez de aquellas tierras azotadas por los incendios, el silencio sepulcral que se percibe y la abundante mitología local hacen de la zona un escenario fantasmagórico.

La leyenda de Tivissa se ha extendido en el tiempo aunque están lejanas aquellas peregrinaciones domingueras en busca de nuevos casos, de nuevos testigos, de nuevas sensaciones. Uno de los últimos incidentes tuvo lugar en 1996. Arturo Altés y su hijo Jordi se vieron sorprendidos el 3 de febrero de 1996 por un espectacular fenómeno luminoso mientras recogían las basuras del pueblo.

De Sebastián Mateu nunca más se supo. En el CEI se convencieron que el personaje nunca existió. Es más en su informe aseguran que el fraude –si finalmente lo fue- se perpetró por alguien de Barcelona y desde Barcelona, lo que explicaría por qué las cartas fueron siempre franqueadas en la Ciudad condal. Nunca hubo en las proximidades de Tivissa industria metalúrgica alguna, tampoco es visible el mar desde la Sierra de Almós y en cuanto a los turistas alemanes… bueno, no hay ninguna ciudad germana llamada“Wien” lo más parecido es Viena, la capital de Austria.

Tal vez, sólo tal vez, alguno de los investigadores que tomaron parte en el asunto tenía interés en activar la zona por algún motivo e inventó el suceso con ánimo de rescatar nuevos casos o puede que con la intención de atraer el interés del público por esta zona catalana. Pero es sólo una hipótesis, la Verdad espera ser desvelada algún día.

La zona del silencio

Se ubica al norte de la Republica Mexicana a 150 Kilometros de la Ciudad de Torreon, Coahuila. Fue descubierta accidentalmente por el Ingeniero Harry Augusto de la Peña, cierto día en que se interno en esta zona y descubrió que su radio no funcionaba. Asimismo, se sorprendió al encontrar una gran cantidad de piedras celestes en un área especifica y muy definida.

La Zona del Silencio colinda con los Estados de Coahuila, Chihuahua y Durango y abarca una extensión con un diámetro exacto de 50 Kilómetros. Después de estudiarla detenidamente, se encontró que la zona esta completamente magnetizada y las ondas hertzianas (radiales) simplemente no pueden propagarse... De ahí su nombre "Zona del Silencio".

Sin embargo, hay personas mal informadas que suponen que si dos o mas personas se encuentran dentro de este territorio, no pueden comunicarse entre si porque las ondas sonoras de la voz se pierden!... Esto es completamente falso!. La voz directa es perfectamente audible... El silencio se concreta exclusivamente a cualquier tipo de onda hertziana, ya sea de audio o video (radio o televisión).

Esta area ha despertado mucho interes en estudiosos de todo el mundo y científicos norteamericanos han declarado que por sus características, la Zona del Silencio seria un sitio ideal para establecer una base de lanzamiento de naves interplanetarias, una planta nuclear y varias cosas mas.

Otros fenómenos que se presentan constantemente en este territorio, es la continua caída de aerolitos, los cuales se pueden encontrar prácticamente por todos lados, como si fueran atraídos por un gigantesco iman. Además, la fauna local se compone de animales que han sufrido curiosas mutaciones por la radioactividad imperante en el area, desde imponentes tarántulas gigantes, hasta peligrosas serpientes de dimensiones descomunales.

Dado que esta zona se encuentra en el Paralelo 27 de nuestro planeta, sitio que oculta infinidad de misterios, también se han reportado múltiples avistamientos de OVNIS que invariablemente rondan por estas regiones. Cabe resaltar que debido a estas oleadas de avistamientos, se estableció en Torreón el Centro Investigador de Fenómenos Extraterrestres, lo cual le da un misterio muy especial a la Zona del Silencio.

Mediante Contadores Geiger, se ha comprobado que el fenómeno que afecta a esta zona, influye en aparatos de alta y baja frecuencia por igual. La causa posible puede ser la existencia de un Vórtice Electrónico originado por una masa de hierro magnético, situada a cierta profundidad de la corteza terrestre.





Blog Widget by LinkWithin