El chat mortal


Seguro que alguna vez habéis estado en un chat. Os voy a contar la historia que le pasó a una amiga mía y a su prima.

Se llamaba Cris y le apasionaban las historias de terror y gastar bromas pesadas a la gente. Justo el día de Halloween estaban chateando ella y su prima cuando decidieron gastar una broma pesada haciéndose pasar por el espíritu de una niña que había muerto.

Justo a la doce de la noche recibieron un privado de un tal Dvil que les dijo: '¿Os parece bonito haceros pasar por una persona muerta? Dejad de hacerlo u os mostraré mi ira.'

Ellas se rieron y se lo tomaron a cachondeo, así que le respondieron con una pregunta retórica que tuvo una respuesta inesperada '¿Y qué vas a hacer, matarnos?' A lo que Dvil respondió, 'Tal vez'.

Al instante el ordenador informó a Cris de que tenía un e-mail. Cuando lo leyó se quedó helada.

El mail ponía: 'Soy Dvil, espíritu malévolo que sale las noches de Haloween para vengar las muertes de otros seres como yo y encargarme de la gente que se burla del mundo de las tinieblas.

Tened cuidado conmigo'. Cris empezó a preocuparse y le dijo que parara, que aquello no era divertido pero también se preguntó como había dado con su dirección de correo electrónico.

Recibió cientos de mensajes iguales a los anteriores y le pidió que parara que estaba asustada, a lo que él respondió: '¿Te quedarás más tranquila si te digo que estoy detrás de vosotras? No mires atrás'.

Cris cometió un error, miro atrás y eso le costó la vida, su prima, Inés, consiguió escapar y se lo contó todo a la policía, la tomaron por loca, pero cuando fueron a la casa y encontraron a Cris en un charco de sangre y los cientos de mensajes de Dvil dijeron que, simplemente no había explicación.

Así que, procurad no chatear en Halloween. Es peligroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin