Profesor suicidio

Hace tiempo en 1916 durante la primera guerra mundial, había un profesor llamado William. Este profesor tenía un problema, cada vez que los alumnos hablaban de la guerra se alborotaban y desordenaban la clase tirando los banquillos, corriendo y gritando en el aula, eso era prácticamente una rutina, y el profesor siempre actuaba igual, tomaba unas pastillas (no más de dos) y les gritaba a los niños para que se tranquilizaran, esto siempre funcionaba hasta que un día...exageró en el uso de pastillas tomando sin querer cuatro, en ese momento el profesor confundido y aturdido por los gritos de los alumnos no resistió más y agarró una botella de licor y se la lanzó a uno de de los chicos. esta dicha botella le desgarró la cara al niño completamente, los demás alumnos asustados gritaron y los más peleones del salón se lanzaron contra el pobre profesor, el profesor para defenderse agarró un lápiz del suelo y se lo apuñaló a uno de los que estaba encima de él en el estómago y en medio de la confución el pobre profesor william salió corriendo despavorido hacia un bosque....en una árbol que observó, agarró unas cuerdas y se ahorcó.

Al día siguiente, uno de los alumnos encontró al profesor muerto, colgando del árbol. pronto se corrió la voz de lo ocurrido. desde ese momento el pueblo hablaba de él como el "profesor suicidio".

Desde entonces en el bosque hay un cuerpo guindando y meciéndose con la brisa todas las noches en el mismo lugar, es el fantasma del profesor. aunque nunca aparece de otra forma que no sea ahorcado asusta demasiado pues si lo miras a la cara tiene la lengua excesivamente ancha y fuera de la boca, sus ojos abiertos y desencajados te observan y su cuerda siempre lo mese haciendo el ruido característico de la cuerda frotándose tiezamente con la madera, esto atemoriza a las casas del pueblo que aunque se encuentran a 40 metros de distancia del fantasma se escucha ese horrible sonido despertando a todos con un miedo terrible y no para hasta que amanece, y aunque el árbol se ha cortado infinidad de veces aparece misteriosamente en el bosque cuando anochece, y aun hoy se puede ver al profesor suicidio meciéndose en el mismo árbol todas las noches durante los 91 años que hace de su muerte.

Si ves a un ahorcado con estas características en un bosque de algún pueblecito echa a correr lo más rápido que puedas ya que cuenta la gente que nadie soporta su mirada y que si te quedas varios segundos observándolo puedes llegar a enloquecer, incluso se dice que hay algunos que han muerto víctimas del profesor suicidio…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin